Agroveterinaria Martín Pescador

Belgrano 2749
(8300) Neuquén
Patagonia Argentina
Tel.: (+54 299) 446 8222


Usuarios Registrados

Usuario: Contraseña: Crear una cuenta
Solicitar nueva contraseña

Usuarios en línea

En este momento hay 0 usuarios y 85 invitados en línea.

Usuarios nuevos

  • albazv60
  • eqrljxgg84
  • yoxpjhso45
  • dsecnrat13
  • khkkvipw55

El conejo enano

Entre las mascotas peculiares que han empezado a formar parte de nuestro hogar como nuevos miembros de la familia, se encuentran los graciosos y simpáticos conejos enanos.


Sobre ellos existe la equivocada creencia de que son seres independientes e introvertidos, sin embargo esto se debe a que desconocemos muchas de sus virtudes como animal de compañía.

Entre todas ellas, la principal puede ser sin duda el hecho de necesitar muy pocos cuidados, por eso muchas personas lo prefieren antes que un perro o un gato, puesto que sus aptitudes son un híbrido entre la lealtad y ternura de los canes y la autonomía y distracción de los felinos, lo que hace de estos pequeños seres una encantadora mascota.


Pequeños mimos

Los conejos enanos son originales de Australia, desde donde se diversificaron y extendieron hasta alcanzar las 40 especies diferentes. Su aceptación como animal de compañía irá surgiendo poco a poco, ya que pronto descubrimos que además de sus propiedades “culinarias”, los conejos son animales ricos en gracia y afecto. Pese a su gran independencia y despego, rasgo que comparten fundamentalmente con los gatos, se trata de animales muy sociables y cariñosos que responderán con el mismo apego y mimo que muestres por ellos.

Sin embargo, su adiestramiento no responde al de otras especies y por tanto, no podemos esperar que su comportamiento sea similar en algún sentido, aunque si que es cierto que podemos llegar a conseguir que responda por su nombre, aunque a base de mucha insistencia y poca seguridad en los resultados, lo cierto es que continúan teniendo un espíritu de animal salvaje y no obedecen con tanta facilidad. Pero esto no quiere decir que no desarrollen un afecto hacia ti si les demuestras, con paciencia y cariño, que eres su amigo, moldeando su personalidad desde que es una cría para que comprenda que eres una persona especial en su vida.

Estos seres tienen malas costumbres que es conveniente conocer, tanto para no dañarlo a él como para que no te perjudique a ti; ejemplo de ello es lo mucho que se disgustan cuando los cogemos o acurrucamos, debido a la fragilidad de su columna y a la incomodidad que sienten con ello, lo que puede provocar reacciones tales como arañazos y patadas.

Lo mejor es ser paciente y preocuparnos por tener en cuenta sus gustos para satisfacerlos y darles a conocer nuestras buenas intenciones con ellos, sobre todo en los primeros momentos juntos. Es importante que tengamos presente que tratamos con seres vivos, no con juguetes, y por tanto, pese a que son mascotas de aspecto adorable que congenian muy bien con los más pequeños de la casa, debemos prestarles cierta atención y no perderlos de vista.


Detalles de cuidado

Los conejos son seres muy inteligentes capaces de aprender muchas costumbres, como la hora de la comida o donde deben hacer sus necesidades; para ello bastará con marcarle un horario de alimentación, facilitarle una bandeja con arena en la que pueda oler su rostro, sobre todo la orina que para ellos es fundamental; si además le enseñas que a un trabajo bien hecho le sigue una recompensa (nunca galletas, dulces ni nada por el estilo pues es perjudicial para su nutrición), aprenderá mucho más rápidamente y con un interés más agradecido ciertas cosas que debe hacer.

Si insiste en orinar en lugares de la casa no deseados, bastará con echar vinagre blanco en la zona y no volverá a hacerlo. No servirá de nada el castigo físico, pues no responde a este estímulo y sólo conseguirás que se vuelva agresivo y se asuste cuando esté cerca de vos.

En cuanto a su alimentación, es importante que mantengas a tu pequeña mascota “a dieta”, siguiendo unos hábitos nutricionales alejados de un exceso de grasa, a base de pienso especial, heno y vegetales, así como un poco de pan y algún que otro premio de vez en cuando. Es recomendable ser estricto porque son seres glotones y muy vagos ya que, exceptuando los pequeños paseos que puedan dar en casa o en el jardín, no hacen ejercicio, lo cual les convierte en una víctima perfecta para convertirse en encantadoras bolitas gordas.


Condiciones de higiene

Son una especie muy independiente y resistente, lo que explica que tengan una media de vida de unos 8 años y que sean capaces de soportar la soledad durante varios días si nos vamos de viaje, puesto que sabe administrar él mismo su comida. Cuando estén en el interior del hogar debemos vigilar cables, muebles e incluso ropa, ya que la naturaleza de los conejos es roedora y por tanto necesita morder continuamente para mantener sus dientes afilados y cuidados. Si le proporcionamos una madera, un palo o similar, será feliz mordiéndolo.

Para su higiene, bastará con mantener la jaula en condiciones, limpia y aseada, así como agua y comida, puesto que el resto lo hacen ellos mismos a base de lametones y caricias sobre su suave pelaje; este último, tiene su periodo de caída en primavera y otoño, por lo que seguramente, aparecerán bolas de pelo por todos los rincones de la casa. Sin embargo esta capa es la que le protege de agresiones externas y no debes cortarlo, así como los bigotes, que le sirven de orientación y con sus largas orejas es capaz de escuchar hasta el más ínfimo ruido.

En cualquier caso, no debes descuidarlo nunca, se sentirá desatendido y solo; mientras que si le haces sentir siempre como parte de tu vida se mostrará cariñoso, sociable y un buen amigo.

© Copyright 2017 Agroveterinaria Martín Pescador. Todos los derechos reservados.
Belgrano 2749 - Neuquén Capital - Patagonia Argentina - Tel. (+54 299) 446 8222
Sitio diseñado e implementado por: Dataneu Argentina