Agroveterinaria Martín Pescador

Belgrano 2749
(8300) Neuquén
Patagonia Argentina
Tel.: (+54 299) 446 8222


Usuarios Registrados

Usuario: Contraseña: Crear una cuenta
Solicitar nueva contraseña

Usuarios en línea

En este momento hay 0 usuarios y 48 invitados en línea.

Usuarios nuevos

  • albazv60
  • eqrljxgg84
  • yoxpjhso45
  • dsecnrat13
  • khkkvipw55

El cobayo

¿Quién no ha deseado siempre una mascota fácil de cuidar? El cobaya (Cavia tschudii) o, como se le conoce comúnmente, conejillo de Indias, procede de Sudamérica y se ha adaptado perfectamente a convivir con el hombre. Podemos encontrar cobayas de diversos colores, desde el negro y el marrón hasta el blanco o incluso el tricolor. Su pelo puede variar también existen conejillos de Indias de pelo corto, semilargo y con remolinos, y también con el pelo largo.

En comparación con otros roedores, como por ejemplo el hámster, el cobaya siempre se alimenta sin problemas durante el día y su longevidad lo convertirá en un compañero entrañable. Otra de las ventajas de cara a otros miembros de la familia de roedores, es que su reproducción es menos prolija, es decir, tienen menos hijos. Su carácter, tranquilo y nada violento, hace de este animal una mascota perfecta para la casa ya que, además, su domesticación es muy sencilla y se puede conseguir incluso que obedezca órdenes no muy complicadas si lo cuidamos bien.


¿Dónde ubicar a nuestro nuevo amigo?

Cuando tengamos que comprar la 'casa' de nuestra mascota, buscaremos una jaula amplias, para que nuestro cobayo pueda estar comodo. Siempre buscaremos un espacio proporcional al tamaño del roedor para que éste juegue en la jaula. El ejercicio es muy importante para que nuestra mascota roedora permanezca con una salud de hierro ejercitando sus músculos diariamente.

En el suelo de esta jaula podemos extenderviruta de madera, si es de alamo es mejor, y podemos convinarla con piedritas sanitarias para gatos, que cambiaremos habitualmente. Dentro de la jaula, dispondremos una pequeña cama donde nuestro cobaya pueda descansar por la noche, pero siempre construida de material absorbente.


Una buena alimentación

Hoy en día, gracias a la investigación nutricional, se han desarrollado comidas y dietas especialmente creadas para cualquier tipo de especie animal. Los cobayas, animales herbívoros, no son una excepción, ya que podemos encontrar en tiendas especializadas preparados alimenticios que equiparan los beneficios de una buena nutrición con los de un aspecto y sabor atrayentes. La comida la colocaremos en un recipiente. También podemos combinar estos productos secos, como semillas, con fruta y verdura que trocearemos para que a nuestra amigo le sea más fácil de digerir. Estos productos deberán estar siempre frescos, lavados y secados para eliminar cualquier producto químico y deberán ser puestos en la jaula por el día. El último detalle que no debemos pasar por alto es la existencia de un bebedero con agua que cambiaremos todos los días, eso sí, es mejor que el bebedero esté fuera para que nuestro amigo no lo estropee con sus dientes de roedor. La jaula deberá colocarse en un lugar de nuestra vivienda a resguardo de la luz directa del sol.


Higiene y enfermedades: cuidados básicos

Siempre manteniendo la precaución de evitar corrientes de aire, bañaremos a nuestro cobayo una vez cada tres o cuatro meses. Es importante que tengamos cuidado con la temperatura del agua: ni muy fría, ni muy caliente. Podemos hacer uso de un champú neutro para que su pelo luzca brillante tras secarlo, pero estaremos alerta permanentemente para que no se le meta jabón en los ojos.

A la hora de secarlo, optaremos por una toalla de algodón suave, nunca intentaremos hacerlo con un secador. Es bueno que cuando nuestro cobayo aún no esté totalmente seco, lo coloquemos un rato al sol o en un lugar calefacionado pero no demasiado. También procuraremos cepillarle el pelo para librarlo de polvo. Por último, si observamos pequeñas legañas en sus ojos, podremos quitarlas con la ayuda de un bastonempapado en agua tibia.


La familia del cobayo aumenta

Si tenemos pensado buscar una pareja a nuestro cobayo para el apareamiento y la reproducción debemos tener en cuenta una serie de consejos prácticos. La pareja de mascotas puede convivir pacíficamente y sin problemas dentro del mismo habitáculo. El celo de la cobaya hembra se produce cada 16 días y el embarazo es más posible durante las doce primeras horas. El embarazo tiene una duración aproximada de entre 60 y 75 días, tras los cuales los nuevos 'inquilinos', una media de tres generalmente, verán la luz.

Los bebés roedores de cobayo tienen dientes y pelo al nacer, incluso tienen la capacidad de oír y ver. Un cobayo es capaz de comer alimentos de carácter sólido desde el décimo día de vida, pero es importante que continúe con la lactancia diez días más. Es muy probable que, en un breve espacio de tiempo, veamos a los nuevos ocupantes de la jaula corretear en la misma puesto que, en apenas tres meses, pueden pesar ya alrededor del medio kilo.

© Copyright 2017 Agroveterinaria Martín Pescador. Todos los derechos reservados.
Belgrano 2749 - Neuquén Capital - Patagonia Argentina - Tel. (+54 299) 446 8222
Sitio diseñado e implementado por: Dataneu Argentina