Agroveterinaria Martín Pescador

Belgrano 2749
(8300) Neuquén
Patagonia Argentina
Tel.: (+54 299) 446 8222


Usuarios Registrados

Usuario: Contraseña: Crear una cuenta
Solicitar nueva contraseña

Usuarios en línea

En este momento hay 0 usuarios y 51 invitados en línea.

Usuarios nuevos

  • albazv60
  • eqrljxgg84
  • yoxpjhso45
  • dsecnrat13
  • khkkvipw55

MI PRIMER CANARIO -

El canario doméstico (Serinus canaria) es un pajarillo robusto que con unos sencillos cuidados y unas mínimas atenciones alegrará muchos años nuestro hogar.

La salud y el bienestar del canario se apoya en cuatro pilares: La ubicación, la alimentación, la higiene y una buena muda.

Ubicación

Puede ubicarse en el exterior o en el interior. En el exterior tendremos que protegerle del viento y la lluvia directa, del sol de verano y de las heladas nocturnas de invierno. Aunque parezcan animales débiles sus plumas les protegen del frío y una terraza resguardada del viento y la lluvia puede ser una buena ubicación. En el interior las calefacciones fuertes pueden provocarles una falsa muda, siendo esto nefasto para su salud. Por tanto, los situaremos apartados de los radiadores y fuera de las corrientes de aire. Tampoco es conveniente situarlos en la cocina pues los humos también les perjudica.

Al canario le sientan fatal los cambios bruscos. Así, un pájaro acostumbrado al frío exterior sufrirá en una habitación caldeada y al contrario, un canario habituado al interior si se le expone al frío de la intemperie enfermará.

Alimentación

La base de la alimentación del canario es el alpiste. Las mixturas comerciales preparadas para canarios suelen tener la variedad y la proporción adecuada de semillas para una alimentación equilibrada.

Es conveniente completar su alimentación con frutas y verduras; son especialmente apetecibles para los canarios la manzana, los higos, las uvas, las cerezas, la pera, la lechuga, el calabacín, las espinacas, el brócoli... Todos estos alimentos se les suministrarán lavados y secos.

El agua limpia es un requisito indispensable y es el descuido de este aspecto una fuente de enfermedades.

Tampoco les ha de faltar el hueso de jibia y es recomendable que tengan a su disposición una bañadera.

Higiene

El canario no debe estar en contacto directo con sus excrementos, por ello la jaula donde le instalemos debe tener en el fondo una rejilla. El papel que coloquemos debajo de la rejilla de la jaula es conveniente cambiarlo a diario y limpiar la rejilla con agua y detergente cuando veamos la necesidad de ello. El cambio frecuente además de las obvias ventajas sobre la higiene y la salud consigue que el animal se acostumbre a la proximidad de su dueño y no se convierta en un pájaro asustadizo que revolotee aterrorizado cada vez que nos acercamos a la jaula.

El canario gusta de bañarse y lo hará con agrado a diario. Para ello le proporcionaremos una bañera siempre que nos sea posible y si bien quizás la miren con recelo las primeras veces rápidamente se remojarán en ella con verdadero deleite. La bañera se la dejaremos en la jaula 15 minutos pasado ese tiempo la retiraremos para evitar que pueda beber un agua ya sucia por sus excrementos.

Además de esto, solear al pájaro es bueno para permitir la síntesis de la vitamina D y evitar micosis.

Muda

La muda es el proceso natural por el cual los pájaros cambian el plumaje. No ha de preocuparnos y una buena muda es indicador de que el animal está sano. Este proceso anual suele acaecer a finales del verano y dura aproximadamente un mes. Durante la muda el pájaro deja de cantar y si el canario está fuerte lo único que debemos proporcionarle es tranquilidad, una alimentación variada, dándoles frutas y verduras, y un baño diario para favorecer el cambio de pluma.

seguinos en Facebook: martin pescador pet shop

© Copyright 2017 Agroveterinaria Martín Pescador. Todos los derechos reservados.
Belgrano 2749 - Neuquén Capital - Patagonia Argentina - Tel. (+54 299) 446 8222
Sitio diseñado e implementado por: Dataneu Argentina